¿Seguimos siendo invisibles?

1
1379
Escrito por Alexandra Brun Coronado

El sábado 13 de abril, el número de feminicidios en el Perú pasó a ser cincuenta. Ese día, una  mujer más, fue asesinada por su expareja. La víctima se llamaba Estefany Flores Mendoza y tenía solo veinte años. Como ya es costumbre en el Perú, su expareja se vio en la completa libertad de falsificar la llave de su casa, entrar, asesinarla, esconder su cadáver debajo de su propia cama y escaparse, como si se tratase de una actividad rutinaria más. Previamente, por supuesto, ya se daba el trabajo de acosarla y perseguirla a pesar de que ella ya había optado por terminar la relación. Este patrón es el que siguen muchos, por no decir todos, los feminicidas en el Perú, según un informe ejecutivo del Ministerio Público (2018), el 8o% de feminicidios en el Perú fueron cometidos por parejas o exparejas de las víctimas.

Sostengo, firmemente, que ningún feminicidio debería tomarse como “uno más”, pero este caso en particular me llamó la atención por dos motivos. En primer lugar, como declaró el padre de Estefany, ellos habían asistido a la comisaría el 23 de marzo pasado para presentar una denuncia por intento de feminicidio; no obstante, actualmente la denuncia figura como abandono de hogar. En segundo lugar, el mismo día que ellos presentaron la denuncia exigieron que se le brindara protección a Estefany; sin embargo, el pedido de protección recién es procesado por el Juzgado Especializado de Violencia contra la Mujer 16 días después de la denuncia, una demora gravísima que de no ser así hubiera podido evitar la muerte de una persona.

Indignación. Eso fue lo que sentí cuando escuché la noticia, ¿cómo es posible que una mujer vaya valientemente a la comisaría con la esperanza de que la ayuden y la gravedad de su denuncia sea atenuada? ¿Con qué derecho pueden cambiar el objeto de su denuncia? ¿Por qué no fue tomada en serio y registraron su pedido de protección? ¿Acaso su vida no era prioridad?. Se supone que se viene trabajando activamente en la lucha contra la violencia hacia la mujer: se ha aumentado el número de Centros de Emergencia Mujer (CEM) y se ha fortalecido el marco jurídico, pero cuánto de este “progreso” se ve realmente en la realidad. Poco antes de escuchar la lamentable noticia de Estefany, leí en un diario el caso de un sujeto que, con arresto domiciliario por dos denuncias de violación sexual, se había escapado para intentar cometer un tercer asalto, ¿Somos una broma para la policía y el sistema judicial? No sirve de nada aumentar el número de CEM o el número de años de pena, si nuestras denuncias no se van a tomar en serio. Incluso, hasta el año 2018, un 51.1% de jueces y JUEZAS y un 38.9% (Informe de Supervisión sobre la aplicación de la Ley N°30364 realizado por La Defensoría del Pueblo) de policías consideraban a la conciliación como una solución a ciertas situaciones de violencia. No todas las situaciones se resuelven hablando. Si este fuera el caso, Estefany y muchas mujeres más estarían todavía con nosotros.

Definitivamente, queda mucho trabajo que hacer. La aplicación y el diseño de políticas públicas que buscan reducir la violencia hacia la mujer son insuficientes si no van de la mano con una profunda investigación y análisis de las razones detrás de la abrumante incidencia de violencia y la permisividad de la sociedad peruana, incluso dentro de las autoridades encargadas de erradicarla. Pero lo más importante es sancionar de manera efectiva y ejemplar a las personas que cometen estos crímenes, no necesariamente con el fin persuadir a otros perpetradores, sino para obtener JUSTICIA para todas aquellas mujeres cuyo grito de ayuda no obtuvo una respuesta.
______________________________________________________________________________
Fuentes:

Decreto Legislativo. Modificación de la Ley nº 30364, Ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar. Diario El Peruano. Recuperado de: https://busquedas.elperuano.pe/normaslegales/decreto-legislativo-que-modifica-la-ley-n-30364-ley-para-p-decreto-legislativo-n-1386-1687393-4/

Defensoría del Pueblo. (2018). Informe Defensorial  N°179, Centros de emergencia de la mujer supervisión a nivel nacional. Recuperado de: https://www.defensoria.gob.pe/wp-content/uploads/2018/12/Informe-Defensorial-N%C2%BA-179-Centros-Emergencia-Mujer-supervisi%C3%B3n-a-nivel-nacional-2018.pdf

Defensoría del Pueblo. (2017). La ley N°30364, la administración de justicia y la visión de las víctimas. Recuperado de: https://peru.unfpa.org/sites/default/files/pub-pdf/Informe-de-Adjuntia-N-063-2017-DP-ADM.pdf

Informe Ejecutivo. (2018). Feminicidio en el perú: Enero 2009 – Junio 2018. Ministerio Público, Fiscalía de la Nación, y Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público del Perú. pg,3. Recuperado de: https://oig.cepal.org/es/documentos/feminicidio-peru-enero-2009-junio-2018

L. R. (14 de abril del 2019). Joven de 20 años es la víctima de feminicidio número 50 en lo que va del año. La República. Recuperado de:  https://larepublica.pe/sociedad/1449530-feminicidio-joven-20-anos-victima-numero-50-feminicidio-ano-olivos-ministerio-mujer-video-pplr

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here